Elegir fecha
Elegir fecha
1
2
0

Quienes somos

TOMINEJO más que un proyecto ecoturístico, es un propósito de vida de Gina Marcela y Luis Fernando, una pareja de profesionales del Sector Agropecuario, amantes de la conservación y del cuidado por el planeta. Todo empezó en el año 2013 cuando compraron una finca en el Norte de Caldas, municipio de Neira. Allí comenzaron la plantación de árboles nativos con el ánimo de atraer aves y otras especies, así como de proteger las fuentes de agua y el suelo. 

Poco a poco los han visto crecer con gran ilusión y han podido apreciar su maravilloso impacto sobre el ecosistema aprendiendo con ellos. En el año 2020 decidieron hacer una casa en el árbol para poder contemplar de cerca el bosque y vivir la magnitud de estar inmersos en él, y fue de tanto impacto esta experiencia para ellos, que decidieron abrir sus puertas en el año 2021 para que otras personas pudieran sentirse como un pájaro en su hábitat. 

De ésta manera Gina y Luis buscan transmitir y empoderar el amor por la naturaleza, dejando una semilla de responsabilidad ambiental en cada corazón que los visita. Tominejo cuenta con un equipo humano maravilloso conformado por dos familias de 4 integrantes cada una. Todos ellos participan activamente de los quehaceres de la finca.

Somos una experiencia de Ecolodge, Hotel, Alojamiento rural, Glamping en  Manizales, Glamping Eje Cafetero, Glamping 

Responsabilidad social y ambiental

Conscientes de la urgente necesidad del cuidado del medio ambiente, Gina Marcela y Luis Fernando, cuentan con programa de siembra de árboles nativos en su finca (plantar árboles). Actualmente han reforestado más del 70% de su terreno con más de 7000 árboles sembrados, convirtiendo el predio que por décadas estaba dedicado a la ganadería en una zona de conservación que en un futuro será un bosque Andino.

El propósito en Tominejo es crear un bosque de cordillera – un pulmón verde- que ayude a mitigar el impacto del calentamiento global. La capacidad que tienen estos ecosistemas para capturar carbono es bastante alta (0,67 ton/ha) y por tanto son de alto impacto en el freno del cambio climático.

Las personas que les colaboran en este proceso han aprendido con ellos a valorar y respetar las diferentes formas de vida y han entendido que la sostenibilidad es la única vía que tenemos para dejar un legado promisorio a las futuras generaciones.

En Tominejo se tiene un gran compromiso con el medio ambiente, es por esto que se limita la utilización de plásticos de un solo uso, se utilizan papeles ecológicos, se aprovechan las aguas lluvias para labores de limpieza y lavado, se utiliza eficientemente la energía eléctrica con luminarias ahorradoras y con revisiones periódicas a las redes. Los jabones y utensilios de baño son biodegradables, se tienen eficientes sistemas de pozos sépticos con campos de infiltración y se gestionan adecuadamente los residuos en alianza con fundaciones y la empresa de aseo local.

es_COES